martes, 26 de junio de 2007

Peñalba de Santiago

No sólo los Mozárabes te amaron...también Van Gogh...estoy segura!
Muchos meses, de calles heladas, de campos blancos...
A la montaña y las calles qué las separará?

En todas las calles, la piedra, el cielo, la montaña...y esa libertad del viento!


Lleno de “telares”: Hierbas de secar, Cesta de recoger, Algunos geranios...guindillas para el frío...




El alerón protege de la mucha nieve. El horno...imprescindible.
Me contaba un paisano: aquí no llegaba nadie...tuvimos que hacernos arquitectos!



Junto a la famosa iglesia, la taberna de Paco:
Pulpo con cachelos, lacón asado, pimientos del bierzo...
Y esa calma suya que te alimenta.














10 comentarios:

Julia Ardón dijo...

qué fotos, por Dios...cuánta belleza!!!

Pilar M Clares dijo...

Ostras, qué colores, Celeste, qué lugar maravilloso, qué paseo el tuyo espléndido, cámara en mano, botas, ojos ¿para qué más? Es bellísimo el sitio y tu manera deverlo. Me pregunto por el progreso con frecuencia (??), y el precio. Ay.

Las agendas deberían estar llenas de tu blog. Bonito, Celeste, precioso, de verdad.

PD.- Como lo dejes te pico! Y acuérdate de las historias de Petra, porfa. Ya sabes que siempre te lo digo, me gusta rabiar.
hmmmmhiiiiiibesico y abrazo

Pilar M Clares dijo...

Se me olvidaba: me encanta el título, ¡verde!

Celeste dijo...

Gracias queridas amigas. Vuestra opinión es muy importante para mi. A veces, muchas, jajajajaja siento que necesito hacer tantas cosas qeu me quizás las haga de modo ininteligible. Por eso necesito vuestra cordura para saber si están bien o no, sobre todo si se entienden o son una amalgama de latidos incontrolados e inconexos...jajjjajaaja Me tranquilizáis!!!!!!!! Graciassssssss!

raquel dijo...

Celeste, creo que tu mirada tiene ese algo especial que realmente hace que las cosas que miras luzcan con una energía especial

salvochea dijo...

Hoy pasé por la puerta de la taberna de Paco.

Subí andando desde la toma del agua, pasé a Montes y la casualidad hace que me encuentre estas fotos en un blog que vivite hace pocos dias.

La próxima vez le diré al gordo de Paco ( ahora está menos gordo)que hay gente que le aprecia y le hace publicidad en Internet.

La verdad es un rincón que esconde tanta belleza que paso andando por allí bien a menudo.

Un saludo desde el bierzo.

Mari Carmen dijo...

¡Qué preciosidad, Celeste! Es un placer ver fotos tan bonitas y leerte.

Gracias :)

Un abrazo,

Celeste dijo...

Soy una enamorada de toda la provincia de León, es un paraiso verde y lleno de lugares totalmente mágicos. Recorro cada pueblo y cada camino con verdadera pasión. Me alegra que os guste lo que comparto. Peñalba de Santiago y San Pedro de Montes,en el valle del silencio son incalificables...lugares que siempre me hacen regresar, siempre me hacen regresar...

Que bien que aquí encuentre a personas que conocen al bonachón de Paco!

Gracias a todas, sois estupennnnndassssssss!!!!!!!!

Mónica dijo...

Hola. Hoy por primera vez entro en tú blog para dejarte mi comentario, aunque ésto de escribir no es lo mio. Lo mio es más las conversaciones a corta distancia. El tú a tú. Asi todo, quiero decirte que son preciosas tus fotos. La manera que tienes de plasmar la esencia de las personas es maravillosa. Me encanta tú nuevo trabajo. besos.

Anónimo dijo...

gracias Celeste, la próxima vez que vengas por León acercate por el valle del Burbia desde Villafranca.
Tambien es precioso y además es mi tierra.
gracias,
Moncho